¿Estoy preparado para autopublicar mi primer libro? ¿Tengo el talento suficiente? ¿Tiene mi libro calidad? ¿Por dónde empiezo? Autopublicar un libro puede ser un reto en el que no deberías estar solo. Te ayudamos a resolver algunas dudas que te puedan surgir.

¿Autopublicar no es de fracasados?

La duda o recelo más común que nos encontramos ante la autopublicación es la sensación de que autopublicarse es algo así como “hacer trampas”. Que no eres suficientemente bueno para que se fijen en ti las grandes editoriales. ¿Qué dirías si supieras que el gran best seller A tres metros sobre el cielo de Federico Moccia fue autopublicado por el autor? Después de ser rechazo por las editoriales y autopublicarse, el autor fue casi adorado por sus lectores y sus obras han sido llevadas al cine. Muchas veces los editores rechazan obras que podrían tener éxito (le pasó a J.K. Rowling, la creadora de Harry Potter).

Esta sensación de ser menos se cura lanzando tu libro con la mejor calidad, haciendo una buena promoción y haciéndote un huequito en el corazón de tus lectores.

Piensa en el poder de las redes sociales y en cuántos creadores (no solo escritores: comunicadores, pintores, actores, cantantes…) comparten su arte a través de ellas de forma bastante autónoma sin necesidad de una productora detrás.

Se trata de autoconfianza. Repítete lo siguiente:

  • Autopublicar mi primer libro no significa que sea mal escritor.
  • Autopublicar mi primer libro es algo que me ilusiona y me hace sentir vivo.
  • Tengo derecho a autopublicar mi primer libro sin sentirme menos.
  • Muchos autores famosos autopublicaron sus obras (Jane Austen, Charles Dickens, James Joyce…)

¿Y quedará bien?

Muchas veces se asocia la autopublicación con un texto sin trabajar, sin corregir o maquetar. Tenemos que diferencias la autopublicación de la autoedición. En la autopublicación tú controlas el proceso, recibes más honorarios y delegas las tareas de edición a profesionales (correctores, editores, maquetadores, diseñadores…). En la autoedición tú haces todo: corregir, maquetar, editar, diseñar… Si tienes esas capacidades, es una buena opción. SIn embargo, si no controlas estas tareas puede quedar una obra poco vistosa.

¿Cómo sé si lo estoy haciendo bien?

Siempre que emprendemos un camino nos puede surgir la duda de saber si lo estamos haciendo correctamente. Tu instinto y el apoyo de buenos profesionales serán de gran ayuda.

En la editorial Hebras de Tinta no nos cansamos de decir que esto es un hogar. Aquí los autores no van a encontrarse solos en ningún momento. Desde el primer momento van a tratar con el editor que se encargara de su obra y estará en contacto con diseñadores y maquetadores controlando todo el proceso si así lo desea y recibiendo consejos (que no órdenes). Esa confianza es lo que nos hace diferentes.

¿Qué otras dudas te surgen pensando en la autopublicación de tus obras? ¿Necesitas ayuda? Cuenta con nosotros, como tantos otros autores que ya nunca estarán solos.