Hace ya unos meses, nuestro autor Guillermo Arróniz tomaba café con Paco Melero, editor de Hebras de Tinta. En aquel café, poeta y editor hablaron de muchas cosas, distendidas, personales, sobre cultura, poesía, proyectos, ilusiones… de todo un poco, como dos buenos amigos con muchas cosas en común.

Fue allí donde Guillermo le comentó a nuestro editor que su próxima publicación, la novela AL FIN DEL CAMINO, esta vez no la publicaría Hebras de Tinta, pues la EDITORIAL EGALES se había interesado por su texto y quería publicarla. Hemos de decir que la editorial Egales es un referente en publicar textos distintos, originales, apasionados y muy poco convencionales…

A nuestro poeta le preocupaba que en Hebras de Tinta no entendiéramos su decisión o que al menos nos entristeciera… ¡Nada más lejos de la realidad! Queremos que los autores sean libres, publiquen donde decidan hacerlo según su mejor criterio y, además, lo promocionamos para contribuir a su éxito. Egales es una editorial convencional, otro sector totalmente distinto a la autopublicación.

No dejéis de interesaros por esta obra del escritor GUILLERMO ARRÓNIZ, porque nos consta que es divertida, viva, inteligente y muy interesante. Además viene avalada por el buen hacer de la editorial Egales, a la que damos nuestra enhorabuena por incorporar a su catálogo a este gran escritor, GUILLERMO ARRÓNIZ. En Hebras de Tinta disfrutamos de su talento desde hace años y sabemos muy bien “de quién estamos hablando”.

Compartimos la reseña de su nueva novela, AL FIN DEL CAMINO:

Al fin del camino es una novela optimista y desenfadada, que apuesta por todos aquellos que, asumiendo el riesgo, deciden ser simplemente ellos mismos. ¿Aún no sabes quién es «Pepa la Pipera»? Una mañana de resaca, Pancho, un treintañero afable e indeciso que regenta su propia peluquería en un pequeño pueblo, se despierta con una amenaza de su madre: ya que no es capaz de dar un rumbo a su vida, ella se marcha de la casa que comparten, para pasar unos días con su gran amiga «Pepa la Pipera», y así dejarle que reflexione en soledad. Ni Pancho ni nadie en su entorno han oído hablar de la tal «Pepa», por lo que, tras la fuga de la «señá Sole» (la madre de Pancho; ¿quién, si no?), comienza una búsqueda extraña y divertida en la que nada es lo que parece. Para descubrir el misterio, el lector deberá tener paciencia y unirse a este camino cargado de sonrisas, donde conocerá las peripecias del protagonista y su hetero…géneo grupo de amigos.