¿Cuanto vale un sueño? en: Las letras de Martha

Entrada del blog de nuestra escritora Martha Lovera a propósito de la autopublicación de su primera novela, ETERNAMENTE EN TUS OJOS (editorial Hebras de Tinta, 2019)

Queremos compartir con todos nuestras lectoras y nuestros lectores las preciosas palabras de esta ENORME escritora a propósito de la publicación en nuestra editorial de su primera novela, ETERNAMENTE EN TUS OJOS. El deseo más sincero para que logre completar, junto a Hebras de Tinta, su andadura en este recorrido tan maravilloso e ilusionante.

Martha Lovera autopublica su novela en la editorial Hebras de TInta. Autopublicación literaria

Hay quienes dicen que en esta vida todo tiene un precio, y ese precio no suele ser lo que cuesta ni lo que vale sino lo que se está dispuesto a ganar por aquello que se pierde, o a perder por lo que se gana.Día a día nos enfrentamos con el coste de las cosas que nos rodean. El precio del pan, de la luz, del agua, la gasolina o el precio de nuestra hora de trabajo, olvidando que la moneda de cambio real no es una divisa sino el tiempo. Entonces la pregunta adecuada no debe ser ¿cuánto cuesta esto? Ni ¿qué precio tiene aquello? Creo que la pregunta real debería ser: ¿Qué estoy perdiendo para ganar esto? Y ¿Qué estoy ganando para perder esto otro? ¿Cuánto tiempo me está costando pagar por esto o por aquello? Y así, de minuto a minuto, ir cotizando todo lo que nos cuesta lo que realmente vale.Por eso, el día que hubo que ponerle precio a Eternamente en tus ojos fue un día sumamente complejo para mí, porque ¿cómo se le pone precio a un sueño? ¿Cómo pretender tasar algo con tanto valor? Sencillamente es imposible. Por fortuna había unos estándares más terrenales en los que baremar, y así se hizo.Ahora, cuando lo tengo en mis manos, cuando puedo tocarlo, olerlo, pasar hoja a hoja cada una de sus páginas, os garantizo que, en mi interior, sigue sin tener precio. Lo que sí que tengo claro es que todo el tiempo, el cariño y el esfuerzo invertidos en él han dado un hermoso resultado. Muchos dirían aquello de que “ha merecido la pena”, sin embargo, por fortuna, soy de las que piensa que si algo me causa pena, es porque no la merece. Yo prefiero que merezca la alegría y así está siendo la materialización de este proyecto. Creo que eso de que algo “merezca la pena” viene de nuestra, en ocasiones bizarra, cultura de sobre valorar el esfuerzo. Nos inculcan desde muy pequeños que hay que esforzarse, trabajar duro, y sí eso está muy bien. Pero no nos enseñan cuál es el límite ni cuándo debemos parar. Y así no embarcamos en esfuerzos desmedidos. Nos esforzamos en mantener relaciones que no funcionan solo por la tozudez de hacerlas funcionar. Nos esforzamos en mantenernos en un trabajo que no nos gusta sólo para poder obtener con qué pagar una hipoteca, sin darnos cuenta de que lo que estamos hipotecando en nuestro tiempo, nuestra salud, nuestra vida. Y cuando ya todo eso se ha perdido, volvemos a aquella frase célebre…”Pero ha merecido la pena”. ¿Quizás para engañarnos? No lo sé. Lo único que os puedo garantizar es que hacer realidad el sueño de ver a Eternamente en tus ojos impreso, publicado y sobre todo, siendo disfrutado por otras almas, para mí, jamás tendrá precio y por ello os estaré eternamente agradecida.
¿Y vosotros? ¿Cuánto creéis que cuesta un sueño? 

Escrito por Martha Lovera

VE DESDE AQUÍ AL BLOG DE LA ESCRITORA